sábado, 9 de enero de 2016

Un monstruo viene a verme | Patrick Ness


No creo que haya muchas personas que no conozcan este libro, con todo eso de la película y la versión ilustrada. Pues bueno, yo si lo conocía.

En este libro nos encontramos con la historia de Conor, un niño de trece años, que esta pasando por diversas dificultades. Desde su madre enferma hasta su padre ausente, pasando por el acoso en el colegio. Además del monstruo.

Con esta premisa yo me esperaba una historia súper depresiva de superación personal y con montones de reflexiones sobre la vida. Decir que esta imagen fue rota desde el primer momento.

Que si, que trata de superación personal y, si, tiene reflexiones sobre la vida (como cualquier libro de estas características) pero no me ha parecido en absoluto depresiva, triste si, en algunos momentos, pero no depresiva.

La principal razón de esto es que el libro posee humor. Cosa muy importante, sí señor. No sé si a todos les causara gracia pero las partes con el monstruo me daban risa, se los juro. Esto me ha encantado ya que si no iba a terminar siendo un drama en donde te compadeces del protagonista a cada segundo. Que si, que hay partes así, pero el humor las aligera.


Un monstruo, pensó Conor. Un monstruo tan real como la vida misma. En la vida real, despierto. No en un sueño, sino allí, en su ventana.
Que venía por él.
Pero no salió corriendo.
De hecho, ni siquiera estaba asustado.
Lo que sentía era una desilusión cada vez mayor.
No era el monstruo que él esperaba.

Algo que he echado en falta fue que se profundizara más en algunos personajes. Como en el padre, por ejemplo; me gustaría saber qué demonios tenía en la cabeza para dejar solo a su hijo en un momento así (que tampoco es la gran ciencia, pero aun así).

Pero del que quería saber mas es de Harry. Yo entiendo que Conor sea más maduro de lo habitual dada su situación, se entiende, pero con Harry… es que no puedo comprenderlo. Ningún niño de trece años dice eso, o se da cuenta de eso (al menos en mi colegio jamás me encontré con nadie así, todos se dedicaban a hacer tonterías). Por eso eche en falta profundidad, acaso él también estaba en una situación difícil y yo ni enterada.

Pero no se dejen engañar, que Harry fue, contra todo pronóstico, uno de mis preferidos. Que era un bastardo sí, pero era un bastardo cool. Y me encanto la parte de la pelea, que se sepa. Incluso me imagino un futuro donde Conor y él son buenos amigos. Así soy yo, arreglando rivalidades desde tiempos inmemorables (por cierto, si alguien encuentra algún fanart de ellos me lo manda ¿sí?).

-No siempre hay un bueno. Ni siempre hay un malo. Casi todo el mundo está en algún punto intermedio.

Respecto a Conor. Me ha encantado. Me parece un buen protagonista, y real, lo cual no es muy normal. ¿Qué a veces es insoportable e irracional? Pues sí. ¿Qué es un quejica? También. Pero gente… ¡¿QUE *** ESPERAN?! Es un chico de trece años en una situación difícil en donde todos lo compadecen. No se ustedes, pero yo seguramente me hubiese comportado de peor manera, sépanlo.

Y el monstruo me ha enamorado. Es un gran persona árbol, con sus ramas y todo eso. En serio, me dan mucha gracia sus apariciones. Para ser tan viejo es sumamente infantil, tiene sus momentos solemnes pero es como un niño grande. Y eso que yo pensaba que era como un árbol de esos del señor de los anillos, todo noble y demás. Además las historias que cuenta me gustaron mucho, y todas tienen un mensaje importante. Adoren al árbol, chicos, ayuda al planeta.

-¿Qué has dicho? –preguntó el monstruo.
-He dicho que bueno, que vengas por mí.
El monstruo se quedó parado unos instantes, luego soltó un bramido y empezó a darle puñetazos a la casa. El aire resonaba con los bramidos enfurecidos del monstruo.
-Grita todo lo que quieras –dijo Conor encogiéndose de hombros-, he visto cosas peores.

Ahora sí, el final. Pero no el final de la novela, que ese es predecible, todos deben saber cómo termina con solo leer la sinopsis. Me refiero a la pesadilla de Conor, esa cosa que nos tiene en vilo durante toda la historia.

Me gustó, y mucho. Tal vez la pega que le veo es que se me hizo algo largo pero nada más. Sinceramente no me sorprendió porque ya venía sabiendo cómo iba a ser desde el principio. Desde la primera o segunda página donde Conor dice lo de las manos y esas cosas. Lo que me gusto fue la forma de llevarla, la forma en que finalmente Conor logra superar (y confesar) el miedo que lo oprimía. Es que me ha encantado. Por otra parte, si hubo algo que me sorprendió pero no se los diré porque no me entra la gana (y seria spoiler, creo).

-Pero ¿Cómo luchas contra eso? ¿Cómo luchas contra tus contradicciones internas?
-Diciendo la verdad.

Como les digo, es una historia hermosa que aunque se diga infantil puede leerla alguien adulto e incluso anciano. Que a pesar de tener todo para ser un drama con todas las letras, resulta ser una lectura agradable (y graciosa).

Así que, señoras y señores, léanlo ¿Qué esperan?
4.5/5

-Pero ¿Qué es un sueño, Conor O’Malley? ¿Quién dice que no es todo lo demás un sueño?


 PD: Necesito la versión ilustrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es extraño describir la lectura de un libro como una experiencia realmente fantástica, pero es que me ha hecho sentir así. "Las ventajas de ser invisible"