lunes, 20 de julio de 2015

Citando a... Quédense en la trinchera y luego corran

El 28 de julio de 1914 Alfie Summerfield cumplía cinco años. Ese mismo día estallaba la Primera Guerra Mundial.
Han pasado cuatro años, y Alfie conoce todos los sinsabores de esta guerra interminable: vecinos que desaparecen, la tristeza y el cansancio reflejados en el rostro de su madre, los periódicos que dan cuenta a diario de los fallecidos en la contienda...; pero, sobre todo, la angustia, la terrible angustia por no tener noticias de su padre. Al principio, llegaban animadas cartas desde el frente de batalla, pero con el tiempo, fueron volviéndose inquietantemente sombrías y tormentosas.
Y desde hace un año y medio, ni una sola línea...

Por eso el día que Alfie descubra de forma casual dónde está su padre, decidirá ir a buscarlo, cueste lo que cueste...

Titulo original: Stay Where You Are and Then Leave
Autor: John Boyne
Editorial: Nube de Tinta
Páginas: 254
ISBN: 978-987-1997-02-2
Edición: Tapa blanda con solapas










¡Hola Citadores!
Hoy les traigo un libro que hace mucho tiempo quería leer. Posiblemente conozcan al autor por su novela más famosa El niño con el pijama de rayas (que me gusto mucho). Pues este, en vez de la Segunda Guerra Mundial, va de la Primera Guerra Mundial. Y eso es por lo que me dieron ganas de leerlo, ya que la mayoría siempre trata de la Segunda (que no esta mal, me encantan esos libros) pero siempre me ha dado curiosidad la Primera.
Además, ¿Nadie se ha dado cuenta que tanto Alfie como el protagonista de 'El niño con el pijama de rayas', Bruno, tienen la misma edad? (estrategia de marketing diría yo).

Opinión Personal
Pudo haber estado mejor...
No es que se hubiera podido sacar mucho material. Esta bien explotado. Pero siento que hubo partes que sobraban, que estaban hay solo para meter unas páginas mas. Eran interesante, no lo niego pero esas páginas pudieron usarse para otra cosa.
Pero me gusto, eso no lo niego.
Alfie me pareció un niño muy tierno (cosa rara porque de tierno no tiene nada). Un chico que tuvo que madurar demasiado rápido debido a la situación y, en vez de jugar y divertirse como cualquier otro chico de su edad, tuvo que salir y buscar una forma de ayudar a su madre. Se vio obligado a dejar de exigir y ha conformarse con lo que tenia, ya no podía tener juguetes o golosinas o poder comer junto con su madre. Y después de un momento particularmente revelador, decidió trabajar.
Después de todo, Alfie Summerfield era ahora el hombre de la casa. Y tenía que ganarse el pan.
Este niño me encanta, en serio. Aunque debo admitir que alguna de las cosas que le pasaban o que hacia me parecían poco creíbles.
Además a veces me parecía demasiado adulto, todo bien con que se vio obligado a madurar pero sigue siendo un niño y se tiene que tener en cuenta que ellos no entienden muchas cosas. Y al parecer Alfie entendía casi todo.
No se profundiza mucho es los demás personajes, pero hay que destacar a la madre, Margie, al padre, Georgie, y al mejor amigo del padre, Joe.
Margie es una madre trabajadora y que trata de camuflar su cansancio y tristeza para no provocarle angustia a su hijo. No lo hace muy bien, por cierto. La verdad es que no hay mucho para decir sobre ella.
-Eso no es cierto -dijo Margie-. Un día tiene que acabarse. Las guerras siempre se acaban. No pueden empezar otra si no terminan la de antes.
Georgie, el padre, es un personaje mucho mas interesante. El va a la guerra por voluntad propia y digamos que eso no lo deja muy bien parado, no con su familia al menos. Al avanzar la novela, y con la aparición de las cartas, se puede ver que la guerra hizo estragos en él.
Dios mío, Margie, ¿qué estoy haciendo aquí? Esto es espantoso. Y he hecho cosas terribles. A veces no puedo vivir con mi conciencia.
… voy a salir nunca de aquí, ¿verdad? Están por todas partes. Comiendo a mis pies. Me duelen las piernas. Basta ya, basta ya.
Quédense en la trinchera y luego corran; es lo que dice siempre. Quédense en la trinchera y luego corran. No tiene sentido.
Me pareció un personaje muy humano, muy bien hecho. Pero lo que no me gusto es que se viera tan poco de lo que paso con él, al final. Me hubiera gustado que se profundizara más en las consecuencias, en como llego ahí, en todo.
Y Joe, el mejor amigo del padre. Dije que se puede destacar pero la verdad que es porque fue mi preferido. El es lo que se llama un 'objetor de conciencia', o sea que no quiere luchar en la guerra. No sabría decir exactamente por que es mi preferido pero me gusto como era fiel a sus ideas y como las defendía.
-Claro que tenía miedo. ¿Qué clase de loco no tendría miedo de ir a un país extranjero para cavar trincheras y matar a todos los desconocidos que pudiera antes de que un desconocido lo matara a él? Solo un chiflado no tendría miedo. Pero no fue el miedo lo que me disuadió de ir, Alfie. No fue saber que me herirían o me matarían. Fue lo contrario. Fue el hecho de no querer matar a nadie. Yo no vine a este mundo para asesinar al prójimo.
Los demás personajes aparecen poco y nada, y no dice mucho sobre ellos. Pero bueno, en tan pocas paginas no voy a pedir más.
El final...
No se como tomarlo. No es que no me gustara sino que todo paso muy rápido. No me hubiera importado que hubiera un par de hojas más para explicar como se llego allí. Que fue lo que paso después de que la guerra terminara. Pudieron haber usado esas paginas que sobraban para ese propósito.
También sucede que no me dejo un buen sabor, no siento que alguna vez vuelva a leerlo.
Bueno, es una historia sencilla y fácil de leer. Es buena si quieres pasar un rato y averiguar un poco de como eran las cosas durante la guerra. Pero el final llega rápido y deja algunos huecos.


3.5/5

-Qué grande es el mundo, ¿verdad? -dijo-. ¿Crees que en los otros planetas también se odian todos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es extraño describir la lectura de un libro como una experiencia realmente fantástica, pero es que me ha hecho sentir así. "Las ventajas de ser invisible"